Antes Reducir que Reciclar

El plástico está siendo un gravísimo problema para nuestro planeta y los seres vivos que habitamos en él porque aunque es un producto barato y versátil tarda cientos de años en degradarse. Una sopa de plástico inunda los mares y hay paises donde toneladas y toneladas se acumulan por todas partes, pero lejos de disminuir, la producción de plástico sigue aumentando.

Resulta muy dificil imaginar ir a la compra y prescindir del plástico, es omnipresente: casi todos los alimentos están embasados en bolsas, botellas y, bandejas de plástico. Parece imposible pensar que hace apenas 25 años casi toda la comida era envuelta en papel de estraza y llevábamos nuestra bolsa de la compra.

La palabra de moda cuando se habla de cuidado del medio ambiente es reciclar pero lo que pocas personas saben es que los plásticos son difíciles de reciclar (los diferentes tipos funden a distinta temperatura y su limpieza también es dificil)y que el pequeño porcentaje actualmente reciclado es económicamente poco rentable. Por esa razón muchos acaban vendidos a paises del sur (los vertederos de occidente) o siendo incinerados como combustible para obtener energía.

Necesitamos una educación básica para no generar tantos residuos, cambiar nuestra manera de pensar y nuestros hábitos e ir un paso más allá, si reciclar es bueno y necesario, reducir es aún mejor. Pero el problema aparece cuando vamos al supermercado, lo habitual es encontrarlo en todas partes, incluso en productos como la fruta que ya tienen su propio envoltorio natural. Por ese motivo Organizaciones internacionales como Greenpeace han lanzado campañas como #DesnudalaFruta con el objetivo de sensibilizar acerca del gran impacto medioambiental que supone para nuestro planeta y las generaciones venideras. Como consumidores tenemos cierto poder para exigir y elegir.

Os dejamos algunos consejos para reducir el consumo de plásticos:

  1. No uses pajitas de plástico, excepto para personas con problemas de deglución suelen ser totalmente prescindibles
  2. Utiliza bolsas reutilizables
  3. Elige productos embalados en cartón o en vidrio
  4. Opta por preparar el café en cafeteras tradicionales antes que en capsulas de café
  5. Usa utensilios de cocina de madera, bambú, acero inoxidable
  6. Las botellas de agua representan uno de los principales problemas de residuos a nivel mundial, la mejor opción sería beber agua del grifo pero si es complicado mejor comprar botellas de agua de cristal o garrafas grandes de plástico.
  7. Prioriza tus compras en sitios donde se compre a granel como las tiendas de barrio donde puedes llevar tus propias bolsas reutilizables.
  8. Por último, si no puedes evitar usarlo, siempre depositalos en el contenedor amarillo.

En este breve vídeo se cuenta la historia de tres botellas de plástico. La primera acaba en la basura pero no en el contenedor correcto, la segunda en el mar y la tercera en una planta de reciclaje.

 

 

Antes Reducir que Reciclar
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: