Frase de sabiduría 55

Y este fuerte apego a uno mismo, el auto-aferramiento, genera las ideas de lo mío y de “yo quiero esto”. La raíz del ego es, pues, la ignorancia. Al mismo tiempo, una vez las apariencias externas son consideradas como lo otro, pasan a ser menos importantes que yo. Si estas apariencias no son atractivas, nos generan un sentimiento incómodo o aversión, por lo que inmediatamente intentaremos mantenernos a distancia de ellas. Si esta aversión es completa, se produce la emoción de la ira, momento en el cual desearemos destruirlas. Así es como la ignorancia crea el ego, y el ego crea el apego a uno mismo y el desapego, o la aversión, hacia las apariencias.

Frase de sabiduría 55
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

seis + 14 =