Meditación en Centro de Salud Victoria

Son ya casi habituales las visitas de Khenpo Ngedon al Centro de Salud Victoria, en Málaga, donde este viernes, 24 de marzo, acudió a realizar un taller de meditación organizado por Carmen Gámez, la trabajadora social del centro. Muchos de los asistentes ya habían asistido en anteriores ocasiones y se alegraron mucho de volver a meditar con Khenpo.

Hizo primero una breve introducción en la que habló de los problemas que aquejan al siglo XXI, no sólo físicos sino también emocionales y mentales y de los desafíos a los que nos enfrentamos el 90% de los siete mil millones de habitantes del planeta como son el estrés, la ansiedad, la depresión o la soledad así como de la importancia de la meditación en la respiración para conseguir un cuerpo sano, unas emociones sanas y una mente sana. Habló de cómo se está extendiendo por todo el mundo la técnica de la meditación en la respiración debido a su eficacia, a su poder y a sus beneficios, y de que ya se practica en colegios, universidades, cárceles u hospitales, con independencia de las creencias o religiones de las personas porque todos, absolutamente todos, queremos tener una vida saludable y pacífica.

Dijo que es muy pesada la carga que llevamos en nuestra mente, como un saco lleno de piedras a nuestras espaldas, y que lo llevamos no un día ni una semana, sino meses y años y de lo importante que es poder dejarlo.

Explicó como los problemas aparentemente vienen de fuera, pero que aunque en un principio pueda ser así, nosotros les damos vueltas y más vueltas y este darle vueltas a los problemas es lo que hace que nuestra mente sea tan pesada y que poco a poco vayamos perdiendo nuestra energía positiva hasta el punto de quedar agotados, debilitados e incluso enfermos y recomendó que cuando nos enfrentemos a esas situaciones difíciles con personas o cualquier circunstancia, no le demos tantas vueltas en la cabeza. Comparó este cansancio y esta pesadez con las molestias o el dolor físico que se puede producir con el simple hecho de sostener en la mano una taza de té o una botella de agua que no nos molestará si lo hacemos durante unos pocos minutos pero que si seguimos sosteniéndola durante horas llegaremos a una situación insoportable en la que lo único que querremos será soltarla porque de la misma manera que podemos sostener un cierto tiempo la taza de té, podemos afrontar una situación problemática pero que estar dándole vueltas a ese problema sin parar será tan insoportable como sostener durante veinticuatro horas esa pequeña taza de té.

Dijo que hay que soltar esa carga pesada, decidir hacerlo ya. Y que para eso hay que meditar porque al meditar recargamos energía positiva, obtenemos paz interior y desarrollamos todas las cualidades que tenemos como amor, compasión, tolerancia o paciencia y que el desarrollo de esas cualidades hace que podamos afrontar los problemas mejor e incluso no verlos tan grandes como ahora los vemos debido a nuestra debilidad, debido a que no tenemos espacio en nuestra mente, debido a que tenemos una mente agobiada y llena de ese gran peso que nos agota.

Habló de la importancia de la meditación para resolver estos problemas emocionales y mentales que al final se convierten en enfermedades físicas como ya se ha demostrado en muchas investigaciones científicas. Y especialmente la meditación en la respiración que puede practicar todo el mundo, que es universal y que no pertenece a ninguna religión, escuela o tradición, haciendo además que al recibir aire recarguemos todos nuestros órganos de vida y al exhalarlo expulsemos todos los problemas mentales, emocionales o físicos, es decir, recibimos energía positiva y limpiamos la negativa.

Después de explicar la postura correcta meditamos juntos siguiendo sus palabras unos 20 minutos.

Todos expresaron su bienestar al finalizar la meditación e hicieron comentarios y preguntas a Khenpo que respondió a todas y algunos incluso se sorprendieron de lo breve que les había parecido la sesión pidiéndole que la próxima fuera de más duración.

Meditación en Centro de Salud Victoria
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

1 × cinco =