Mente feliz

Al tener una mente feliz, que no está ocupada o preocupada constantemente por algo, es entonces cuando podemos hacernos felices a nosotros mismos y también a los demás. Se trata, entonces, de que tengamos una mente feliz, una mente relajada y que no esté constantemente ocupada con preocupaciones.
Por nuestro bien es bueno que aprendamos a controlar nuestra mente.

 

Lama Khenpo Ngedön (Málaga 2010)

Mente feliz
Puntuar artículo

Deja un comentario

5 × cinco =