Texto de sabiduría 78

Al observar los fenómenos interiores, es decir, las emociones, vemos que son dolorosas con independencia de la clase de emoción que sea. Y aunque hay emociones que no parecen ser dolorosas, en realidad, al cabo del tiempo, producen sufrimiento; así, pues, no hay fenómeno contaminado que no produzca dolor.

Deja un comentario

5 × cuatro =