Todo el mundo habla de paz

Todo el mundo habla de paz, amor, compasión, pero para ello hay que dedicar algún tiempo en nuestra vida diaria, unos 10 o 20 minutos, a trabajar antes de que necesitemos a un médico. Porque si seguimos con esta forma de vida siempre ocupada, siempre estresada, llena de pensamientos pesados, tarde o temprano necesitaremos un médico. Antes de que esto ocurra, es mejor tratar de ser nuestro propio médico. Cada uno de nosotros puede ser su propio médico, un buen médico, y si necesitamos un segundo médico en la mayoría de los casos es demasiado tarde. Ser un buen doctor es dedicar a la meditación algunos minutos diariamente para sanarnos y ser personas sanas con una vida sana y una mente sana.

 

Lama Khenpo Ngedön ( Granada, 2015)

Todo el mundo habla de paz
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

3 × tres =